Aceite de Argan para el Pelo y la Cara - Secretos y belleza natural

Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

El aceite de Argán posee un gran valor nutritivo. Se utiliza con fines terapéuticos, cosméticos y culinarias. Puede ser utilizado tanto para uso externo como interno.

 

El aceite de Argán repara y protege la piel de las sequías y las agresiones externas y previene el envejecimiento. Acelera la oxigenación de las células para una piel más elástica, suave y luminosa. Protege a los músculos de la degeneración relacionada con la edad. Aparte de ayudar a combatir las arrugas, quemaduras y las manchas en la piel, también está indicado para hidratar y nutrir el cabello seco y encrespado, vale con tan sólo añadir unas gotitas de Argán.

La presencia de vitamina E y antioxidantes, explica en parte los beneficios del Argán como protector dermatológico y curativo.

El aceite de Argán no es graso ya que se absorbe en segundos; hidrata y rejuvenece la piel seca y apagada .

Muy apreciado por sus cualidades dermatológicas.

Un cosmético natural con múltiples beneficios para todo tipo de piel